No estoy mala - Chi-Chi x La Caravana Roja

No estoy mala - Chi-Chi x La Caravana Roja

Chi-Chi x La Caravana Roja

¿Te imaginas haber crecido en una sociedad en la que se hablara de menstruación abiertamente?

¿Dónde no se ocultase nuestra sangre menstrual y se legitimara nuestra naturaleza cíclica?

¿Cómo sería ese lugar?

 

Desde pequeña he fantaseado con la idea de viajar en el tiempo. Y desde hace una temporada, me planteo que, si se pudiera viajar en el tiempo, me gustaría visitar aquel mundo de hace unos cinco mil años ¿sabes para qué? Pues para menstruar en aquella sociedad que consideraba el ciclo menstrual y el cuerpo femenino como algo sagrado y poder ver con estos ojos como se nos consideraba sagradas a las mujeres que estábamos menstruando. Si, has leído bien, SAGRADAS. También me encantaría presenciar como las tribus se dejaban guiar por nuestros sueños y asistir a ceremonias de la llegada de la primera menstruación.

Sería todo un viaje ¿eh?

Shutterstock/Dezignor

Imagen: Shutterstock/Dezignor

 

Qué diferente es nuestra sociedad actual ¿no te parece? Ya se ha encargado nuestro sistema patriarcal de relacionar el ciclo menstrual con la vergüenza y la degradación, con la naturaleza oscura e incontrolable de las mujeres. Y lo han hecho muy pero que muy bien, tanto que hemos crecido rechazando nuestros cuerpos y nuestra naturaleza cíclica. Hemos pasado de sentirnos SAGRADAS por el hecho de menstruar a sentirnos SUCIAS y querer esconder todo lo relacionado con nuestra menstruación.

Y esto ha sido bien orquestado para que no preguntemos, no investiguemos ni nos cuestionemos cosas. ¿Qué pasa si lo hacemos?

Pues pasaría algo verdaderamente revolucionario. Que descubriríamos que menstruar es signo de salud. Que las mujeres y personas menstruantes tenemos una naturaleza cíclica y que eso es una herramienta de autoconocimiento y autocuidado. No es un castigo divino como nos han hecho pensar con mensajes como “ya estas con la regla” (cuando no les ha gustado una respuesta nuestra), “No te bañas en la piscina porque estás mala” “puff, ya te ha venido la regla, ahora lleva cuidado con no quedarte embarazada”. Todos mensajes con un tinte negativo y de amenaza.

La Doctora Christiane Northrup en su libro “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” (Libro que os recomiendo muchísimo) nos dice “Si queremos recuperar nuestra sabiduría menstrual y honrar nuestra naturaleza cíclica, al mismo tiempo hemos de reconocer las actitudes negativas hacia el ciclo menstrual que la mayoría hemos interiorizado. Nuestra naturaleza cíclica ha sido el blanco de todo tipo de chistes y burlas. Para muchas mujeres, la pubertad y la primera menstruación han estado saturadas de vergüenza y humillación. Aparte de la violencia y el miedo, nada en nuestra sociedad ha sido más eficaz para mantener “en su lugar” a las mujeres que la degradación del ciclo menstrual. Parte de nuestra curación consiste en reemplazar por INFORMACIÓN CORRECTA los nocivos mitos heredados sobre el ciclo menstrual.”

Si miro hacia atrás, me doy cuenta de cómo hubiese sido mi vida de diferente si cuando me vino por primera vez la regla hubiese tenido alrededor a mi madre y a mujeres de mi familia que me hubiesen hablado de que significa menstruar. Pero claro, ¿cómo iban a hacer eso si la menstruación y todo lo relacionado con ella era (y sigue siendo) un TABÚ?

Por ello, aprender sobre salud menstrual es algo que nos debemos y difundir cultura menstrual es algo que necesitamos.

¿Y a qué nos referimos cuando hablamos de salud menstrual?

Según la OMS, “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Atendiendo a esta definición, podemos decir que cuando hablamos de salud menstrual nos referimos a la búsqueda del bienestar dentro de un proceso natural como es menstruar.


 

 ¿Para qué aprender sobre salud menstrual?

  • Para saber que cuando estoy con la menstruación no estoy mala, estoy sana.

Es hora de legitimar que estar con la menstruación es señal de salud, significa que mi cuerpo está  funcionando como debe. Menstruar es signo de salud.

¡Basta ya de rechazarnos y avergonzarnos!

Es momento de dar un lugar a nuestro sangrado y cuidarnos en ello.

 

 

  • Para conocer nuestra naturaleza cíclica.

La gran mayoría de mujeres y personas menstruantes no conocemos nuestro ciclo menstrual, de hecho, nos esforzamos en ignorarlo y queremos estar siempre igual.  Esto nos frustra cuando nos damos cuenta de que eso no es posible. No estamos todos los días del mes igual. De hecho, es muy común escucharnos diciendo “¡Ay! no sé qué me pasa, no tengo fuerza, ni ganas. Es que no me entiendo, hace dos días me comía el mundo y ahora el mundo me come a mi” ¿te suena? Y es en ese momento donde comenzamos ese horrible bucle de autorreproches y de culpa hacia nuestra supuesta “inestabilidad emocional y mental”. Y ahí es donde la salud menstrual nos puede ayudar a través del conocimiento del ciclo menstrual. Nuestra misión es integrar esta creencia: “No soy emocionalmente inestable, soy cíclica.” Para ello te animamos a observarte y conocer tu ciclo, descubrir la dimensión física, emocional y psicológica de cada fase en ti.

  • El ciclo menstrual como herramienta de autoconocimiento y autocuidado.

Conocer en profundidad las cuatro fases del ciclo menstrual (F. Menstrual, F. Preovulatoria, F. Ovulatoria y F. Premenstrual), observar la dimensión física, emocional y psicológica así como reconocer tu patrón cíclico, es una herramienta muy poderosa para tu bienestar. Igual te estás preguntando y ¿por qué? Y te cuento que conocerte es el primer paso para cuidarte y respetarte en tu necesidad, en lugar de luchar contra ti y contra lo que te está pasando.

  • Identificar los falsos mitos y aprender información de calidad sobre nuestros cuerpos.

El hecho de que la menstruación y el ciclo menstrual haya sido y siga siendo un tabú tiene muchas consecuencias negativas para nuestra salud. Ya que hemos ido aprendiendo a través de mitos (falsos e indocumentados, por cierto) y no hemos recibido una información de calidad acerca de nuestros cuerpos y nuestra ciclicidad. Una creencia que tenemos muy integrada es que la menstruación tiene que doler. Sin embargo, la menstruación es un proceso fisiológico natural y si todo va bien en tu organismo no tiene por qué ser doloroso. Así que  ¡Atención con normalizar el dolor durante la menstruación! Puedes profundizar en nuestro artículo anterior “8 mitos y creencias sobre el ciclo menstrual”.

Es momento de activarnos y aprender, hacernos preguntas, buscar información y crear redes de aprendizaje colectivo. ¿Qué sucede en nuestro cuerpo físico a lo largo del ciclo? ¿Cómo es la dimensión psicológica que atravesamos en cada fase? ¿cómo puedo cuidarme y respetarme en cada momento?

 

  • Para descubrir productos de higiene menstrual saludables y sostenibles.

Si amigas, tenemos más opciones que las que nos han contado toda la vida y nos han vendido como únicas y mejores para nosotras. Te súper recomiendo que le eches un vistazo al artículo de nuestro blog “alternativas para una menstruación sostenible” donde encontrarás una información muy valiosa acerca de todas las opciones que tienes para cuidarte mejor.

¿Estás de acuerdo con nosotras en lo importante que es la salud menstrual en nuestra vida?

¿Tienes ganas de conocer tu ciclo menstrual y aprender a cuidarte y respetarte?

Si así es, te adelanto que estamos preparando material muy interesante acerca de cada una de las fases de nuestro ciclo.

¡Te animo a que estés atenta a nuestro blog!

¡Hasta muy pronto!

 

                                                                                             Alejandra Rabadán Gil de Pareja

Para MadeinMaina 

Publicación anterior Siguiente publicación

Deja un comentario

usa el código -10 %: HOLACHI-CHI
No hace falta que te apuntes a nuestra newsletter para conseguir un descuento, ahí lo tienes. Suscríbete para enterarte de todas las novedades, blogs, sorteos y otros descuentos de lo más Chi-Chi :)

Verfügbarkeit