DESCUENTO 10% EXTRA EN TU COPA COMPRANDO UN PACK

8 mitos sobre el ciclo menstrual

8 mitos sobre el ciclo menstrual

Chi-Chi x La Caravana Roja

Que la menstruación ha sido y sigue siendo un tema súper tabú no es ninguna sorpresa.


En el último artículo reflexionamos de dónde viene este tabú y por qué nos cuesta tanto hablar de menstruación que ni la nombramos.


Si acabas de llegar a este blog y prefieres curiosear primero los anteriores artículos, te animamos a que te pases a echarles un vistazo antes de ponerte con este y si ya lo has leído o prefieres ir directa a los mitos y falsas creencias más comunes sobre la menstruación, sigue por aquí que empezamos.


Gracias a la transmisión oral que generalmente se hacía entre las mujeres de la familia han llegado a nuestros días una gran cantidad de costumbres y saberes ancestrales super valiosos de la cultura popular. 


El problemilla es que, a su vez, se han perpetuado una serie de mitos, creencias y prejuicios especialmente entorno a lo que sólo incumbía a las mujeres (como es el caso del ciclo menstrual)  debido a la visión y construcción androcéntrica de la sociedad. 


Es por esto que no ha habido hasta hace muy poco información y estudios suficientes hechos por y para mujeres y personas menstruantes que sirvieran para contradecir estos mitos.

 

Gaelx

Así que agarramos bien el desmitificador y vamos a ver si algunos de estos mitos y creencias son verdaderos o no. 


**spoiler alert** ¡¡Son todos FALSOS!!



1 - “Sentir dolor durante los días de sangrado menstrual es normal” 


Empezamos por el que creemos más extendido y más dañino para nuestra salud. 


No, no es NADA NORMAL sentir dolor fuerte durante la menstruación, pero está totalmente normalizado y aceptado hasta tal punto que en las consultas ginecológicas le suelen quitar importancia, recetando bien un analgésico o bien la pastilla u otro método de anticoncepción hormonal sin apenas dar información (este tema lo trataremos en futuros artículos, porque da para largo…)


Lo que sí puede ser normal es sentirte más hinchada durante esos días y notar alguna contracción leve en la zona del útero ya que tu cuerpo está trabajando a un nivel súper intenso y es normal que por eso podamos sentir más cansancio. PERO, si va más allá de esas molestias y el dolor provoca mareos, náuseas y pinchazos fuertes que te incapacitan para hacer casi cualquier cosa, es necesario ir a una revisión para ver si hay alguna anomalía o patología que pueda estar provocando esos dolores. Importante: si la primera opinión no te convence, SIGUE BUSCANDO hasta que te sientas escuchada y bien atendida, porque una menstruación saludable no debe doler.


2 - “Si me meto en el agua cuando estoy menstruando se me corta”


No, tranquilas, esto no pasa, simplemente puede tardar un poco más en salir por la presión que ejerce el agua en nuestro cuerpo pero va a seguir saliendo de forma normal así que, ya sabes, te puedes bañar tranquilamente con tu tampón o tu copa y disfrutar bien a gusto del agua durante tu fase menstrual. 

 

Andrés Pantoja

 

Pero el agua y la sangre menstrual parecen archienemigas, porque hay más mitos sobre este tema como el de que no es bueno bañarse o lavarse la cabeza durante la regla porque (atención) puede desaparecer el sangrado, puede subirse la sangre a la cabeza si te la lavas, puede coagularse dentro del útero y otra serie de creencias (por supuesto todas falsas) que parecen sacadas de una peli de terror. La sangre maldita… 

 

Esta última puede parecer muy antigua pero sin ir más lejos, mi madre me contó que de joven tenía miedo a ducharse o meterse al agua durante sus primeras menstruaciones porque pensaba que algo le iba a pasar y no fue hasta que lo habló con alguna de sus amigas (porque en la familia no se hablaba en absoluto del tema) cuando se dio cuenta de que podía ducharse sin problema.

 

3 - “La sangre es sucia y huele mal”

 

La sensación de que la menstruación es algo asqueroso y vergonzoso lo hemos aprendido desde pequeñas hasta tal punto que hemos dejado incluso de nombrarla.

 

Esta sensación de rechazo que ya llevamos bien fijada en la cabeza se une a que lo más común durante estos días es usar compresas y tampones desechables que contienen una serie de químicos blanqueantes que son los causantes del mal olor de nuestra sangre menstrual (además de ser perjudiciales para nuestra salud). Pero cuando empiezas a usar alternativas reutilizables como compresas de tela o la copa te das cuenta de que ¡SORPRESA! la sangre menstrual huele a sangre, tiene un olor a hierro que aunque te puede agradar más o menos, no tiene absolutamente nada que ver con el otro.

 

Estas alternativas te permiten además empezar un proceso de reconciliación con tu sangrado en vez de verlo como un desecho, como algo sucio que sale de tu cuerpo para acabar en la papelera.

 

 

4 - “Un ciclo normal debe durar 28 días exactos”

 

¡Falso! Los ciclos desde 21 hasta 35 días entran dentro de la normalidad, lo importante es que la duración natural de tu ciclo sea regular,  es decir, que si tu ciclo por ejemplo es de 31 días, siempre sea de aproximadamente esos días, y no haya grandes variaciones entre un ciclo y otro. ¿Y qué pasa si es de menos de 21 o más de 35? Pues que no cunda el pánico, porque no tiene por qué pasar nada pero sí es recomendable solicitar un análisis hormonal en tu centro de salud para que lo evalúen o bien allí mismo o bien una endocrinóloga/o.

 

5 - “No me puedo quedar embarazada si estoy con la menstruación” 

 

Sí, sí que es posible que te quedes embarazada, aunque sea menos probable que en otras fases del ciclo. Puede suceder que si tu ciclo es corto y se te adelanta la ovulación del siguiente ciclo se te pueda juntar con los últimos días de menstruación, así que… ¡protección siempre, amiguis, si no queremos sorpresas!

 

6 - “No puedes practicar deporte”

 

La menstruación se sigue viendo como signo de debilidad y eso ha provocado que se nos vea y que nosotras mismas nos veamos menos capaces para hacer ciertas cosas durante esta fase, y sobre esto hay que aclarar un par de cosillas. 

 

Lo primero, sí, sí que puedes practicar el deporte que quieras o que hagas normalmente pero es importante recordar que nuestro cuerpo durante esos días está llevando a cabo un proceso bien intenso para el que necesita consumir cierta energía y, por tanto, es posible que notemos más fatiga o más lentitud que otras veces y esto ESTÁ BIEN. 

 

Unas de las cosas más importantes de conocer tu ciclicidad es darte cuenta de que no es que a veces no llegues a tu estado normal de rendimiento mental o corporal (con la consecuente rabia o frustración que nos puede hacer sentir eso) si no de que tu estado normal es CAMBIANTE ya que esas dos hormonas juguetonas de las que os hablábamos en el primer artículo están cambiando constantemente y con ellas nosotras también. 



Y esto tiene que ver con el siguiente mito...

 

7- “Uy, hoy estás que no se te puede decir nada ¿es que estás con la regla? “

 

Esto más que un mito es una frase bien cargada de prejuicios hacia la menstruación, pero no podíamos dejar de mencionarla.

 

¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase en algún momento de nuestra vida? 

 

Otro mito hacia las mujeres es que estamos locas y somos inestables y esto es de nuevo una forma de desacreditarnos por el mero hecho de ser como somos. 

 

Por suerte la educación y cultura menstrual pisa cada vez con más fuerza y llega e interesa cada vez a más personas. 

 

8 - “No se pueden regar las plantas ni cocinar porque se echan a perder los alimentos”

 

Ehhhmm… ¿cómooo? ¿A qué mente brillante se le ocurrirían estos mitos? 

 

No sólo no se marchitan las flores ni las plantas si no que nuestra sangre menstrual mezclada con agua es un fertilizante brutal ya que está llena de nutrientes. ¿Lo habéis probado alguna vez? :)

 

Lo bueno es que estos y otros mitos más rurales o populares como el de que se corta la mayonesa o que sabe peor la comida cuando cocinamos durante la menstruación, se están quedando cada vez más en el olvido (¡y que no vuelvan!).

 

Podríamos seguir contándoos mitos hasta el infinito y más allá, porque información sobre la ciclicidad hay bien poca, pero habladurías sobre la menstruación hay para aburrir. Eso sí, qué (falsa) casualidad que casi todos los mitos sean “no puedes” o “no hagas”; ya podrían haber sido mitos como “Vas a aprobar seguro el examen”, “vas a ganas la lotería si la echas”, “vas a ligarte a tu crush”, “te tocan todos los semáforos en verde”... no sé, aunque no fueran ciertos al menos nos animarían bastante más, ¿no? ;)

 

Pero bueno, ya te lo decimos nosotras, al conocer tu realidad cíclica no sólo vas a hacer lo que te apetezca, si no que vas a poder conocerte de tal forma que lo vas a hacer cuando sabes que tu cuerpo y tu mente están en el mejor momento para ello y ESO ES UN PODER INCREÍBLE.

 

¡Seguimos cambiando las reglas juntas!




Julia Alburquerque,

para MadeinMaina

Publicación anterior Siguiente publicación

Deja un comentario

Chi-Chi newsletter
Suscríbete y recibe toda la info sobre nuevos estampados, sorteos y ofertas recién salidas del horno.

Verfügbarkeit